Tania Cervián | Iraide y Luis, boda mágica en Rascafría
16376
post-template-default,single,single-post,postid-16376,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,vss_responsive_adv,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
 

Iraide y Luis, boda mágica en Rascafría

Iraide y Luis, boda mágica en Rascafría

Todas las bodas tienen algo especial, pero la boda de Iraide y Luis ha sido  una de las más especiales para mí.  Conocí a Iraide hace ahora tres años, cuando acababa de dejar mi último trabajo como educadora y estaba perdida, muy perdida.  Me apunté a su curso casi por azar, dos amigas mías se habían apuntado y me animaron a hacerlo con ellas.  Entré pensando que iba a seguir formándome como psicóloga y educadora y salí decidida a apostar por la fotografía. Fueron unos meses de concederme tiempo y espacio. Desaprendí mucho, acepté mis miedos y me liberé de juicios. Iraide me acompañó en todo ese proceso, ella creó un espacio mágico en el que podíamos ser niñas, reír, llorar, bailar… Un espacio de libertad.

Así que, cuando me escribió para decirme que se casaba, no me pudo hacer más ilusión. Yo sabía que esa boda iba a ser muy especial y verdaderamente lo fue.

Iraide es de Euskadi y Luis de Granada, por ello buscaron un lugar increíble a mitad de camino para todos. La finca Prados Riveros en Rascafría. Un entorno privilegiado en la sierra. El día de la boda amaneció gris, con lluvia y frío. Nada que no solucionen unas estufas y una buena carpa ;).

El plato fuerte de esta boda fue su ceremonia, dedicada a los elementos de la tierra y al amor más puro y verdadero. Si os digo que fue preciosísima y emotiva me quedo corta. <3.  El tiempo no nos dio tregua, así que les propuse volver un rato al día siguiente para hacer algunas fotos y aprovechar el increíble entorno que rodea a la finca. No me enrollo más, os dejo con las fotos!

Gracias de corazón Iraide, gracias Luis.